Los Camperos hacen que Sexo en Nueva York aparezca

No planeaba ver Sex and the City hasta que escuché que el Mariachi Los Camperos de Nati Cano tenía una aparición en la película. Salí corriendo a verla con mi madre sin darme cuenta de que era una comedia para adultos. Sin embargo, allí estaba yo sentado en el teatro lleno de mujeres anticipando la escena con los miembros del Mariachi Los Camperos. Esperaba ver sólo a algunos de los miembros, frente a un grupo completo de 12 personas, ya que ya había hablado con uno de los chicos y había conseguido algunas primicias sobre la producción.

Su aparición se produce a mitad de la película cuando Carrie y las chicas están cenando en un centro turístico de cinco estrellas en México. Esta es la parte que me hizo dar vueltas. Las chicas están charlando sobre algo que puede ser molesto o irritante y BOOM. Ese es el momento exacto en el que los miembros del Mariachi Los Camperos entran en escena tocando fuerte detrás de sus hombros en un restaurante mexicano. Maldición. Todo el trabajo que estamos haciendo para tratar de romper esos estereotipos. Si los productores de Sex and the City hubieran visitado un centro turístico de cinco estrellas en México antes de producir la película, habrían sabido que la mayoría de los centros turísticos agradables de México presentan lo mejor de la cultura mexicana en escenarios de estilo teatral que a menudo presentan música de mariachi y bailes folclóricos en hermosos espectáculos donde se abraza la cultura. No tienen mariachis soplando sus cuernos en los oídos de los huéspedes mientras están cenando. Al menos no en los centros turísticos que he visitado cerca de la Ciudad de México, Cancún, Guadalajara y Cabo San Lucas. Y en los EE.UU., la mayoría de los mariachis educadamente preguntan a los clientes si les gusta escuchar una canción antes de tocar.

A pesar de mi decepción en la escena de los mariachis, felicito a Nati Cano y a su Mariachi Los Camperos por haber sido seleccionados como miembros del reparto de la película. Entre los cinco miembros del estimado grupo se encontraban Jesús Chuy Guzmán e Ismael Hernández en el violín, Javier Rodríguez en la trompeta, Juan Jiménez en el guitarrón y Nati Cano en la vihuela. Tengo entendido que pasaron tres días filmando una escena 25 veces en Simi Valley, California el pasado noviembre (no en un centro turístico de 5 estrellas en México). La mayor parte del tiempo el grupo esperó hasta que llegó el momento de rodar su segmento. Las canciones que interpretan en la película incluyen «Que te vas te vas» y «Viva México». Los miembros del grupo dicen que les pagaron una cuota más un adicional por la sindicación. Su agencia Opus 3 les consiguió el trabajo y parecían bastante contentos con su experiencia. Dicen que los cuatro compañeros son muy atractivos en persona y que no tuvieron tiempo de mezclarse durante el rodaje ya que todos estaban ocupados trabajando.

Así que la pregunta es ¿debemos como aficionados a los mariachis estar felices de ver a los mariachis retratados como músicos molestos tocando detrás de los hombros de los clientes en un restaurante mexicano en las principales películas americanas o debemos animar a la Warner Brothers y otras productoras de cine a cavar un poco más profundo antes de ponernos en la pantalla grande? Tal vez Warner Brothers quiera asistir a uno de nuestros espectáculos para que puedan ver qué es la música de mariachi hoy en día y cómo se representa como una forma hermosa, elegante y sofisticada de música que combina la sinfonía, la ópera y el folclore mexicano. O tal vez podamos invitarlos a visitar una de las muchas escuelas que enseñan música de mariachi a los estudiantes. ¿Cómo podemos ayudar a las compañías cinematográficas a retratar a los mariachis como creemos que deben ser retratados?

No me malinterprete. Disfruté de la película. Y me encanta la música de mariachi. La escena del mariachi en esta película me dejó con una sensación de decepción.

Marque su calendario para lo que será otra espectacular actuación del mundialmente conocido Mariachi Vargas de Tecalitlán, con base en la Ciudad de México, el 19 de julio en Houston, en el Teatro Brown del Wortham Center. Aquí podrá ver la belleza de la música de mariachi, que incluirá actuaciones de brillantes, jóvenes y talentosos vocalistas de mariachi galardonados como Esteban Velásquez de Odessa, Texas, Virginia Stille y Vanessa Cerda de Houston y Monique Alvarado de San Antonio. También verá un conjunto de mariachis de 14 músicos de Houston reconocidos como Mariachis MECA y bailarines de ballet folclórico. El Mariachi Vargas subirá al escenario durante la segunda mitad del espectáculo e interpretará las canciones de sus últimas grabaciones en el escenario de uno de los teatros más bellos del país y no detrás del hombro en un restaurante mexicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *