El Popurri Revolucionario de MV está publicado

El Mariachi Vargas de Tecalitlan arregló un conjunto de hermosas canciones que datan de la Revolución Mexicana en el Popurrí Revolucionario. Las canciones incluidas en el popurrí son El Dorado de Villa, Corrido Villista, El Adios del Soldado, La Valentina, La Adelita y Viva México. Son canciones que han sido tocadas por músicos durante 100 años… canciones que crecí tocando de niño hace más de 30 años. Es tan interesante ver a los jóvenes tocando estas mismas canciones que nuestros abuelos conocían, pero esta es la belleza de la música de mariachi, es multi-generacional.

Gracias al Mariachi Vargas por este hermoso arreglo del Popurri Revolucionario y a Nyria Melchor de Dallas que tradujo la canción del español al inglés. Vea la letra en español abajo con las traducciones al inglés.

Popurrí Revolucionario

Los Dorados de Villa

Recuerdo que fui soldado,
soldado de Pancho Villa.
Traia buena carabina,
también mi buena fajilla.
Cuando entraba en combate
iba toda la cuadrilla.
Yo traía mi buen caballo,
era Dorado de Villa.
Mexicano y buen soldado,
en eso no hay que dudar,
y defendere la patria
hasta llegar a triunfar.

Corrido Villista

Yo soy soldado de Pancho Villa
de sus Dorados, soy el más fiel.
Nada me importa perder la vida,
si es cosa de hombres, morir por el.
De aquella gran División del Norte,
solo unos cuantos quedamos ya.
Subiendo cerros, cruzando montes,
buscando siempre con quien pelear.

Ya llego, ya esta aqui,
Pancho Villa con su gente,
con sus Dorados valientes
que por el han de morir.
(repite el estribillo)

Firmes… ¡pelotón!

El Adios del Soldado

Adiós, adiós.
lucero de mis noches,
dijo un soldado
al pie de una ventana.
Me voy, me voy
no llores ángel mio,
que volvere manana.

Ya se asoma estrella de la aurora
ya se divisa en el oriente el alma
y murmura, no llores ángel mio
que volvere manana.

La Valentina

Una pasion me domina
que fue la que me hizo venir
Valentina, Valentina
yo te quisiera decir,
dicen que por tus amores
un mal me va a persequir
no le hace que sean del diablo
Yo también me muero.

Si porque tomo tequila
manana tomo jerez
si porque me ven borracho
manana mismo me ven.
Valentina, Valentina
rendido estoy a tus pies,
si me han de matar manana
que me maten de una vez.

La Adelita

En lo alto de una abrupta serranía
acampado se encontraba un regimiento
una moza que valiente lo seguía
locamente enamorada del sargento.

Popular entre la tropa era Adelita,
la mujer que el sargento idolatraba
que ademas de ser valiente era bonita
que hasta el mismo coronel la respetaba.

Y se oia que decia aquel que tanto la queria…

Si Adelita se fuera con otro
la seguiria por tierra y por mar,
si por mar en un buque de guerra
si por tierra en un tren militar.

Si adelita quisiera ser mi novia,
y si Adelita fuera mi mujer,
le compraria un vestido de seda
para llevarla a bailar al cuartel.

Viva México

Viva México Viva América
O suelo bendito de Dios
Viva México, Viva América,
mi sangre por ti dare yo.
(Repetir el estribillo)

Los Dorados de Villa

Recuerdo haber sido un soldado,
un soldado con Pancho Villa.
Llevaba una buena carabina
y llevaba un bonito fajín.
Cuando fui a la batalla
Estaba con los compañeros de armas.
Tenía un buen caballo,
porque yo era uno de los Dorados de Villa.
Soy mexicano y un buen soldado
nunca una duda sobre eso,
Defenderé a mi país
hasta que llegue el triunfo.

Corrido Villista

Soy un soldado de Pancho Villa,
de sus Dorados, soy el más leal.
No me importa si doy mi vida,
es un honor morir por él.
de esa gran división del norte,
sólo quedan unos pocos de nosotros.
Escalando colinas y cruzando montañas,
siempre buscando una buena pelea.

Ha llegado, está aquí.
Pancho Villa con su gente,
con sus valientes Dorados,
que darán sus vidas por él.

El Adios del Soldado

“Adiós, adiós,
mi brillante estrella nocturna”.
dice un soldado al pie de una ventana.
“Me voy, me voy… no llores ángel mío
porque volveré mañana”.

Apareciendo lentamente,
la estrella de la mañana y el amanecer.
Desde el este, se ve un alma
y escuché murmullos,
“No llores ángel mío,
Volveré mañana.”

La Valentina

Me sobrepasa una pasión,
el mismo que me trajo aquí.
Valentina, Valentina,
Me gustaría que lo supieras.
Dicen que tu amor
es una maldición que no me deja en paz.
No importa si está maldita,
Yo también sé cómo morir.

Si bebo tequila hoy,
mañana beberé jerez.
Si me ves borracho hoy,
mañana me verás bien.
Valentina, Valentina,
Me entrego a ti.
Si voy a morir mañana
que me maten ahora mismo.

La Adelita

En las alturas de un rango empinado
un regimiento estaba acampado,
valientemente seguido por una hermosa joven,
locamente enamorado del sargento.

Ella era popular entre las tropas
y que el sargento lo idolatra.
Además de ser valiente, era bonita
y el propio coronel la respetaba.

Y se escuchó, que aquel que amaba
ella así, dijo

“Si Adelita me dejara por otro
La seguiría por tierra y mar,
en el mar por un buque de guerra,
sobre la tierra en un tren militar”.

“Si Adelita fuera mi novia
Si Adelita fuera mi esposa,
Le compraría un vestido de seda
y llevarla a bailar en los cuartos”.

Viva México

Viva México Viva América
Esta tierra, bendecida por Dios
Viva México, Viva América,
por ti daría mi vida.
(Repetir el estribillo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *